menu

944 150 242

Egiluz

Restaurantes de carnes en el casco viejo de Bilbao

El cariño es el gran secreto de cada plato. A partir de ahí, la sencillez y la cercanía son nuestras grandes aliadas, porque creemos que para disfrutar en la mesa no hay que volverse loco. Tan solo utilizar unas muy buenas materias primas, frescas y del día, de nuestra tierra y nuestro mar, aprovechar la estacionalidad de las mismas y aplicar el saber que adquirimos de nuestras madres y abuelas.

De nuestra historia emplatamos nuestro presente. Todo esto hace posible que día a día en nuestra cocina te puedas sentir como en casa y descubras los matices y las bondades de lo bien hecho, del tiempo que se le dedica a lo cocinado a fuego lento.

  • Pedro

    Referencia y tractor de este proyecto

    Sólo tienes que venir y pedir mesa, estaremos encantados de complacer tus expectativas y seguramente superarlas, esa es mi tarea diaria. El valor de la palabra dada.

  • Mari

    Cocina, cariño en los fogones

    Mi profesión es esta cocina, gracias a este proyecto he realizado mi propio proyecto personal, cómo no voy a poner todo mi empeño en la calidad de absolutamente todo lo que sale de estos fuegos. Estaré encantada de poner todo mi legado culinario a vuestra disposición, bienvenidos.

  • Oscar

    Bar, mi trabajo está más allá

    Lo he vivido desde que tengo uso de razón, he viajado mucho y esa “mochila” me ayuda a mejorar y a proponer, mis valores son la cercanía y la sinceridad. Siempre desde un trato cercano de barrio y abierto al mundo.

  • Alberto

    Bar, la implicación en el servicio

    Sabemos dar lo mejor de nosotros y lo mejor de los productos que nos rodean, cuando entres en nuestro local te llevarás algo... y eso sin duda será bueno.

  • Pili

    Cocina, es nuestro forma de ver la cocina: alegre y sincera

    Nuestro día a día es sencillo, la base de nuestros platos lo dice. Cocinamos lo que sabemos y lo que ofrecemos lo hacemos bien, los 25 años de fogones nos avalan.

  • Pilar

    Una suerte compartir el día a día con todos

    El buen ambiente (familiar) y la cercanía de todos nosotros se traslada y se refleja en nuestra manera de terminar cada “comanda”, de servir cada comida, cena,... la verdad, es lo que sabemos hacer, lo pasamos bien y encima vemos la recompensa en las sonrisas finales.

/